Lunes 15 de Mayo de 2017

Punto y aparte

El colectivero a base de esfuerzo y corazón consiguió un muy buen punto en Entre Ríos ante Atlético Paraná. Con dos expulsados y un arbitraje polémico, vuelve a Misiones con la esperanza de revertir la situación.


Las buenas iban a llegar, y más para quienes lo intentan y no bajan los brazos. Eso fue Crucero en Paraná: Un equipo concentrado y que a pesar de las adversidades no se rindió nunca.



De entrada, movimientos precompetitivos en un terreno de juego irregular, con poco espacios y a oscuras. Sin importarle mucho, salió a un Pedro Mutio con la esperanza y la confianza de que era el día. Y lo fue. Con actitud y sobre todo entrega en los 11 y los 3 que ingresaron, se llevó un muy buen punto a la tierra colorada en una cancha difícil y ante un rival que pelea por no descender.



El trámite del encuentro fue friccionado por momentos y con un Crucero que dominaba la pelota pero carecía de profundidad. Enzo Bruno de enlace le dio una lavada de cara al juego del colectectivero, teniendo en cuenta las últimas presentaciones.



Probó desde afuera, jugo asociado y pelota detenida, pero siempre encontró bien parado al experimentado Migliore. Por su parte, el anfitrión apostaba a los dos "tanques" de arriba: Cadenazzi y Noir. Pelotazo largo para ellos y a pelear la segunda jugada. Así, tuvo dos chances claras para abrir el marcador, pero también se encontró con la inmunidad de Nacho Arce.



Sobre el final, Cristhian Britos se fue expulsado por una dura entrada al cortar una contra del local. Allí, parecía que todos los planes de Rivoira se desmoronaban. Sin embargo, el DT apostó al ingreso de Caballero en lugar de Pablo Ostrowski, que le dio corte y juego a la mitad de cancha.



En la etapa complementaria, los de Pancaldo, empujados por la necesidad de conseguir los tres puntos, adelantaron sus líneas y generaron chances claras gol desde el balón detenido. Por suerte para los misioneros, los 4 defensores de Crucero y Nacho Arce tuvieron una buena actuación y salvaron lo que podía ser la victoria del "Gato".



Sobre el final, Méndez Cedro vio una falta del 1 de Crucero ante Cadenazzi y cobró un penal. El propio delantero se encargó de ejecutarlo y estrellarlo en el travesaño.



Párrafo aparte para Méndez Cedro



El árbitro del encuentro sacó 14 tarjetas amarillas en el partido. Sí, catorce. Y expulsó a 3 hombres del campo. Además, del Preparador Físico del colectivero.



Un juez nervioso y suceptible a cualquier desición, que se llevó todas las miradas al amonestar a Guillermo Sotelo por una falta que él no la vio y estaba de espaldas a la jugada. Luego, tuvo que dar marcha atrás y sacar el cartón amarilllo a Ojeda, por una supuesta infracción. Para el olvido para él.





Formaciones:



Atlético Paraná: Pablo Migliore; Leonardo Morales, Diego Reynoso, Alejandro Manchot, Maximiliano Piriz; Jonatan Belforte (Duarte), Gonzalo Cozzoni, Mauro Pajón, Guido Rancez (Chitero); Felipe Cadenazzi (Bolzicco) y Enzo Noir.

DT: Ricardo Pancaldo.



Crucero del Norte: Ignacio Arce; Delio Ojeda, Rodrigo Lechner, Federico García, Guillermo Sotelo; Federico Domínguez, Cristhian Britos, Alejandro Pérez, Enzo Bruno (Castro); Pablo Ostrowski (Caballero) y Leandro Fernández (Vattimos)

DT: Héctor Rivoira.

 



Amonestados:



Morales, Reynoso, Piris, Pajón, Noir, Bonnin (AP)



Arce, Lechner, García, Sotelo, Domínguez, Bruno y Caballero (CDN)



Expulsados: Britos y García (CDN) - Reynoso (AP)



Goles: No hubo



Árbitro: Gerardo Méndez Cedro



Estadio: Pedro Mutio